Hay muchas situaciones de riesgo que pueden afectar el desarrollo cerebral en la primera infancia. Como padres o cuidadores debemos conocer cuáles son para así poder evitarlas o tratarlas a tiempo. ¿Sabías que el cerebro se forma progresivamente durante las primeras tres semanas de gestación? Después de este tiempo continúa desarrollándose y adquiriendo muchas más funciones durante los dos años siguientes al parto. Es por esto que los primeros años de vida son tan importantes para estimular su crecimiento y evitar al máximo situaciones que lo puedan afectar.

Ya conoces la importancia de estar atentos al desarrollo y estimulación de los niños. ¡Ahora, es el momento de descubrir cuáles son las situaciones de riesgo que pueden afectar el desarrollo cerebral!

Desarrollo cerebral en la primera infancia: ¿Cuáles son las situaciones de riesgo?

Como hay muchos factores de riesgo que afectan el desarrollo cerebral los dividiremos y te explicaremos cada uno a continuación:

En primer lugar, tenemos los factores biológicos, que se dividen en endógenos (aquellos factores que son propios del niño) y exógenos (aquellos factores que surgen de la interacción del niño con el entorno).

Factores endógenos:

Se trata de la herencia genética. Es común que el médico nos pregunte si tenemos algún familiar con una condición médica específica. Esto es porque si en nuestra familia tenemos antecedentes de alguna enfermedad somos propensos a presentarla. Esto incluye enfermedades mentales como ansiedad o bipolaridad, y enfermedades crónicas como hipertensión, diabetes, etc.

Factores exógenos:

Son riesgos que pueden presentarse en el periodo prenatal, perinatal y postnatal. Esto quiere decir, durante el embarazo, durante el parto y después del nacimiento.

¡Cuidarse durante el embarazo es muy importante! Si la madre se expone a químicos o al consumo de alcohol o drogas estará afectando directamente al bebé. Pero no solo se trata del consumo de estas sustancias sino también de la salud mental de las madres. Si una persona se expone a situaciones que la afectan emocionalmente o su estado de ánimo permanece muy bajo también puede afectar el embarazo. ¡Sí, estar triste es un factor de riesgo! Por eso la importancia de crear ambientes saludables tanto para la salud física como mental de la futura mamá.

Otro momento crucial para el desarrollo cerebral en la primera infancia es el momento del parto. En muchos casos las condiciones del parto no son las esperadas y en ocasiones pueden afectar el desarrollo del bebe.  Por ejemplo, el uso de herramientas o instrumentos para apoyar el proceso de parto, que el nacimiento se prolongue mucho tiempo y cause sufrimiento fetal, o que el bebé no reciba suficiente oxígeno al nacer.


Y por último…
El último momento que mencionaremos en nuestra lista corresponde a los factores de riesgo postnatales. Esto comprende los hábitos familiares, la alimentación, las condiciones de salud, el afecto que le damos a nuestros niños y mucho más. Es fundamental evaluar las pautas de crianza de nuestra familia y entender qué podemos cambiar o mejorar. En la medida en que las familias generen procesos de atención, cuidado y estimulación adecuados, podremos disminuir cualquier tipo de riesgo asociado al desarrollo.

En Los Álamos orientamos a las familias con el cuidado y estimulación del desarrollo infantil. Contamos con servicios y cursos orientados para padres o cuidadores como tú que buscan lo mejor para sus hijos.

Inscríbete a nuestro curso de alertas tempranas y aprende una mejor manera de acompañar y estimular el desarrollo de los niños. ¡Contamos con vídeos, guías, charlas y mucho más! Nuestros expertos están listos para ayudarte con el proceso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha *