Lograr la inclusión laboral de personas con discapacidad (PcD) ha sido un camino arduo y que aún tiene muchos retos por superar. Para entender esta situación es importante ahondar primero en el concepto que caracteriza a estas personas.

La discapacidad ha sido un concepto bastante tergiversado y durante mucho tiempo fue despectivo o motivo de exclusión hacia los demás. Este término ha tenido una evolución significativa. En primera instancia se consideraba como un error de la naturaleza y castigo divino. Luego pasó a ser considerada una enfermedad que debía ser tratada por personal médico.

A partir de esta mirada el Estado crea los primeros centros asistenciales, pero desde una perspectiva paternalista. Pero es a mediados del siglo XX que se comienzan a forjar los primeros movimientos en pro de la defensa de los derechos de las personas con discapacidad.

Poco a poco, las personas con discapacidad van empoderándose y adquiriendo más presencia en diferentes espacios, aunque el camino por recorrer es aún inmenso.

Te recomendamos un artículo que te va a interesar La diversidad en las personas con discapacidad: Una condición natural que nos invita a eliminar estigmas

¿Cómo promover la inclusión laboral de las personas con discapacidad?​

Ahora hablemos del concepto de inclusión​

El desarrollo y la construcción de la sociedad ha creado normas, estándares y patrones que forman prototipos. Y estos, se han convertido inconscientemente en incluyentes o excluyentes de los seres humanos.

La inclusión es la actitud, tendencia o política de integrar a todas las personas en la sociedad. Con el objetivo de que estas puedan participar y contribuir en ella y beneficiarse en este proceso.

En el caso de las personas con discapacidad significa entender la relación entre la manera en que los individuos funcionan y cómo participan en la sociedad. Y al mismo tiempo garantizar que todas tengan las mismas oportunidades de participar en todos los aspectos de la vida desde sus capacidades y deseos.

Inclusión laboral de personas con discapacidad en Colombia​

La inclusión laboral permite que las personas en condición de discapacidad y sin importar origen étnico, género, orientación sexual, etc. tengan acceso a un empleo digno y decente. Sin embargo, cuando se habla de inclusión laboral no sólo se refiere a tener la infraestructura adecuada para facilitar el acceso a los espacios laborales. Se deben cambiar paradigmas.

Se debe reconocer el potencial de sus competencias para desarrollar oficios de una forma productiva y hacerlos parte integral de la cadena de valor de las organizaciones.

En Colombia 1 de cada 5 personas con discapacidad tienen empleo, según el informe ‘Estado actual de la medición de la discapacidad en Colombia’, presentado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane 2021).

“Casi el 57 % de la población con discapacidad corresponde a personas con dificultades visuales y la siguiente prevalencia, con el 31 %, tienen discapacidades para mover el cuerpo, caminar, subir o bajar escaleras”

Director del Dane, Juan Daniel Oviedo. Webinar: https://www.youtube.com/watch?v=LG9fYOTbrAU

De acuerdo con el informe, de una población total de más de 50 millones de habitantes, quienes tienen alguna condición de discapacidad suman 2’075.000 personas.

El informe del Dane señala que las personas con discapacidad que están dentro de la población en edad de trabajar (PET) son cerca de 1’951.000. Sin embargo, dentro del total de personas incorporadas a la fuerza de trabajo, quienes tienen discapacidades solo son el 1,9 por ciento, es decir, 439.000 personas.

Con estas cifras es evidente la brecha que aún sigue teniendo fuerza para posibilitar garantías laborales a las personas con discapacidad. En Colombia aún hay muchos retos para cumplir con una verdadera inclusión laboral.

¿Cómo promover la inclusión laboral de las personas con discapacidad?

En Colombia existe un marco normativo que hace referencia a la inclusión laboral de esta población. Desde las diferentes normas se promueve la concienciación y sensibilización a la comunidad laboral. Además, se brinda asesoría a empresarios sobre los mecanismos de inclusión laboral de las Personas con Discapacidad y de los servicios de intermediación laboral.

La inclusión laboral es una obligación ética, y debe ser el resultado de llevar a cabo procesos de selección donde no se discrimina por discapacidad, respetando la Ley 1752 del 2015.

Internamente las empresas pueden tener un protocolo para la contratación de las PcD que permitirá un proceso con garantías.

El Ministerio de Trabajo desarrolló en 2019 un paso a paso para la inclusión laboral  que involucra tanto a la empresa como a la PcD y cuenta con cinco pasos:

  1. Decisión gerencial:La inclusión laboral de PcD sugiere un proceso que incide en todas las áreas de la empresa. Quien la hace efectiva es el área de recursos humanos. Por esta razón, la decisión de promover la inclusión laboral debe ser tomada por la cabeza de la organización. Y esta decisión gerencial pretende:
  1. Proceso de selección y contratación: Para ello debe existir una relación entre el perfil del puesto y las competencias y habilidades de la persona a seleccionar. Así, se garantiza un proceso transparente y libre de sesgos respecto a la discapacidad y discriminación.
  2. Contratación: Cuando decida contratar a una PcD, indíquele de manera concreta y puntual las condiciones de la contratación y permítale hacer preguntas. Su contratación no difiere de la de una persona que no tiene discapacidad.

¿Por qué es importante incluir en el sector laboral a las personas con discapacidad?

La inclusión laboral es una estrategia de la empresa para acceder a nuevos talentos sin discriminación. Asimismo, constituye una opción para que la PcD pueda mostrar sus habilidades y ejercer su derecho al trabajo. Sin embargo, no sólo las personas con discapacidad se benefician de esto, también lo hacen las empresas.

Es así como la inclusión laboral para las personas con discapacidad, debe convertirse en una política dentro de las organizaciones.

En la actualidad hay diversas organizaciones y movimientos que trabajan en pro de la inclusión para las personas con discapacidad. En los Álamos, creemos en las oportunidades para esta población. Trabajamos para que la familia, la comunidad y el Estado concurran y estén comprometidos en promover las condiciones para que las PcD puedan lograr su máxima inclusión.

También puedes leer

Te compartimos algunos tips para orientar a niños y niñas con discapacidad

Uno de nuestros servicios es el apoyo a la inclusión laboral. Trabajamos en la formación laboral de adultos con discapacidad a partir de 18 años teniendo en cuenta sus habilidades, destrezas y proyecto de vida, para que puedan ser vinculados laboralmente en el sector productivo.

¿Necesitas acompañamiento en el ámbito laboral? En Los Álamos ofrecemos talleres para fortalecer el contexto laboral con personas con discapacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Captcha *